05 agosto 2007

Aún

Me acuerdo de tus ojos con un escalofrío.

Dabas miedo, ¿lo sabes?;
dabas miedo.

Aún lo das.

Temo dormir,
por si de entre la bruma
de un mal sueño,
aparece de pronto tu mirada
y me fulmina
el rayo del desprecio.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya basta, ya basta, ya todo está bien, ya nadie te mira así, Trenzas, quizá algún fantasma que no puede tener entidad ni en tu sueño. Ríete de él, si se le ocurre volver, ni le hables siquiera, ¿para qué? No es nadie, quizá no fue nadie nunca, porque quien no sabe querer no es nadie. Ríete, sólo ha sido un sueño.

Serena

FRAC dijo...

Uf, fulminante post. Cuanto se concentra en una mirada. Cuanto en un poema.
Tan cierto, Trenzas. Lo peor es no saber impedir el daño que causa una mirada de desprecio. Lo peor es sentir la quemazón del rayo: uno sabe entonces que se ha quemado la voluntad, otra vez; una vez más se ha lastimado la autoestima, y el pozo en que se cae es muy profundo...
Casi corta el aliento.
Un abrazo, que en él también se puede concentrar un mundo de afectos. Todos buenos.
Que passis un bon día.

Trenzas dijo...

Serena: Intentaré no hablarle si le da por reaparecer :)
No es que quiera, pero una no sabe lo que va a soñar, así que...
De acuerdo; quien no sabe querer no es nadie. No podías haber dicho nada más acertado.
Gracies i petons..!

Trenzas dijo...

Frac: El daño no se puede impedir porque no está en nuestros ojos, sino en los del otro. No puedes pararla; no puedes.
Es cierto que sólo con mucho esfuerzo se sale del pozo en que te hunde, no sólo esa mirada, sino lo que tú sabes que hay detrás de ella, pero se sale.
Y luego, con el paso del tiempo, puedes condensar en cuatro líneas, lo que te llevó años asimilar.
Y empezar a olvidarlo de veras.
Gracies per la abraçada. Amb amigues com vosaltres dues, no hi ha pou del que no es pugui sortir.
Petons i abraçades, amiga.

El lenguaraz dijo...

Contundente querida amiga; hay miradas que se quedan a fuego, acechando nuestra vulnerabilidad, y siquiera otra mirada de los mismos ojos, dulce y recobrada, podría cerrar la llaga, que aquella ha abierto. Cuidemos nuestra mirada, y sin llegar al extremo bíblico de: "y si tu mirada es perversa, ¡arráncate los ojos", seamos concientes de que llevamos un arma.

Trenzas dijo...

Lenguaraz: Muy cierto; no vale ya una tirita empapada de miradas amables :)
El daño ya está hecho. Puedes vivir con la herida, pero no olvidarla.
Por suerte, otras miradas ayudan a equilibrar la balanza.
Un beso, amigo.

MentesSueltas dijo...

De a poco retorno a mi ritmo... recorriendo el mundo que compartimos.

Te abrazo

MentesSueltas

David Saä Viccenzo dijo...

No te imaginas la de veces que recorro como un rumor tu blog, la ansiedad se calma con tu bálsamo, lo juro...gracias por ser sencillamente...

Vuelvo a ti inmenso

LA ADELFA BLANCA

Imagine Photographers dijo...

Pocas palabras y mucha carga ....creo que ...pues de verdad no se que decir para arrancar ese miedo y curar la herida....un curandero me dijo un dia: no mires a los ojos de la gente mala...hacen daño. No es lo mismo pero olvida esos ojos, no los mires....y en cuanto al rayo, me da la sesación y siento que los amigos de tu blog han colocado un escudo protector de rayos perversos y tu corazón esta a salvo.
Mols petons i una forta abraçada, frankie et les trois mosquetiers

Trenzas dijo...

Mnetes Sueltas. Darte las gracias una vez más, querido amigo.
Espero que hayas descansado en esas vacaciones :)
Un abrazo.

Trenzas dijo...

David Saä Vicenzo: Muchas gracias por tus palabras, amigo. Ya he visto que tu blog me funciona mejor. He estado leyéndote también, no creas.
Pero yo siempre salgo apenada de tu casa. Percibo dolor, sin poder evitarlo :(
Te mando un abrazo grande, amigo.

Trenzas dijo...

Imagine Photographers: Cierto, muy cierto. Hay miradas que matan. Mi abuela ya lo decía :)
Bueno, ahora ya no es nada. Sólo que va saliendo y eso es bueno. Soy feliz ahora y en gran medida es gracias a todos vosotros, claro que sí.
No siempre los versos dolorosos se refieren a una persona. Hay veces que el rayo llega de otros lugares, que también miran mal :)
Petons a tots vosaltres. Inclosos els de quatre potas :)

m.d.i. dijo...

Frío de ojos oníricos.
Mi miedo es válido y me ayuda el insomnio.




Hasta luego.

Lucía dijo...

Me ha encantado, no tengo palabras. Precioso.

Un besito y un saludo.

Trenzas dijo...

m.d.i. : Reconozco que el insomnio ayuda a no soñar, pero no a olvidar.
:)
Saludos cordiales, blogger.

Trenzas dijo...

Lucía: :)
Muchas gracias y alejate de los rayos fulminadores, por favor :)
Un beso grande

Pedro (Glup). dijo...

No recuerdo -no quiero recordar- si alguna vez me han mirado con desprecio.
Pero si sé que no hubiera sido capaz de escribir un poema así.
Tampoco de sentir algo así.
Te saludo con simpatía.

Trenzas dijo...

Pedro: ¡Ah, sí, lo hubieras escrito...!
No hay emoción que, con la suficiente distancia, no pueda plasmarse en papel o pantalla.
:)
¡Gracias por tu simpatía...!

20/10/07 8:47 AM

Neverknowsbest dijo...

Fulminante... Antes de que te ataque de esa manera, despréciale tú antes.

Trenzas dijo...

Neverknowsbest: :)
La primera vez no me dió tiempo, pero una y no más...
:DDD
Gracias..!
Un abrazote